Breve guía de restauración para bicis ;)

En esta entrada os resumo los pasos que he dado para restaurar una bici clásica y para preparar mi  MTB para los traslados diarios a la estación de tren. En ambos casos he trabajado con un taller especializado para los arreglos más complicados, pero la gran mayoría de cosas pueden realizarse perfectamente en casa.

1. Limpieza

El primer paso es una buena limpieza de la bici. Pueden encontrarse kits de limpieza que incluye los productos adecuados, así como cepillos y otros accesorios necesarios. De esta forma podéis eliminar la suciedad superficial. Es muy importante quitar la grasa y suciedad que se ha acumulada en la cadena, los piñones, y el cambio. Simplemente con una buena limpieza y aceite nuevo vuestra bici funcionará mucho mejor. En muchos casos sería conveniente limpiar los ejes y aplicar grasa especial para estas piezas. Si tienes dudas sobre este paso, preguntad en vuestro taller de confianza.

En caso de que las llantas u otras piezas estén oxidadas podéis limpiarlas con Coca-Cola y papel de aluminio. Alternativamente podéis probar con aceite y lana de acero tamaño 00 (el más fino).

En este caso necesitas:

– Un cuenco grande de plástico
– Guantes de latex
– Coca-Cola
– Papel de aluminio
– Agua
– Papel de cocina / trapo para secar la pieza
– Un poco de aceite y papel de cocina para darle el brillo final a la pieza

Veréis la coca-cola en el cuenco y dobláis el papel de aluminio (4 capas más o menos) en el tamaño de una esponja. A continuación mojáis el papel de aluminio en la Coca-Cola y frotáis las manchas de óxido. Si trabajáis sobre el cuenco cunde más la Coca-Cola y no ponéis todo perdido 😉 Luego aclaráis la pieza con agua, la secáis bien y, en su caso, podéis darle brillo adicional con algunas gotas de aceite y papel de cocina.
Probad antes como responde la superficie para no dañarla.

No ha sido posible limpiar la tija del sillín, así que la llevé a cromar con un resultado espectacular.

 

2. Neumáticos

En cuanto a neumáticos tenéis múltiples opciones. Podéis optar -según el modelo de vuestra bici- por unos de carretera como las Schwalbe Pro One o  un perfil como las Schwalbe X-One Speed.

En mi MTB utilizo cubiertas de la marca china Chaoyang, en concreto el modelo MakoShark que incluye doble capa de goma para no pinchar y una banda reflectante. También tienen una amplia gama de neumáticos para bicis de carrera. A lo mejor tienes que comprar algún modelo en AliExpress, si no lo encuentras en tienda.

También te recomiendo que compares precios y modelos en los talleres cerca de tu casa, porque a lo mejor puedes encontrar piezas interesantes.

 

3. Cambios y frenos

Revisar los cambios y los frenos es muy importante. En este caso, os recomiendo llevar vuestra bici a un taller especializado, porque son piezas críticas. Si la bici tiene mucho tiempo, puede ser que los cables de freno se hayan oxidado. En este caso sería conveniente cambiar los cables y las fundas. En el taller te pueden repasar y ajustar también el cambio.

Freno Olimipic 68
Freno Olimpic 68 – en estado original

Si quieres cambiar el aspecto de tu bici, puedes cambiarla a Fixie o incluso cambiar los piñones por un cambio automático de dos velocidades, utilizando una SRAM Automatix.  Aunque tanto por estética como por funcionalidad soy gran fan de mantener los cambios clásicos.

En el taller te mirarán también el estado de tu cadena y de los piñones. Ambas piezas se desgastan con el uso y puede ser necesario cambiarlas con el tiempo.

 

4. Visibilidad

Especialmente en el ámbito urbano es importante que te vean. Uno de los mejores accesorios que he encontrado son varillas reflectantes para los radios. No alteran la apariencia de la bici y dan alta visibilidad por las noches.

También necesitaréis unas buenas luces. Yo utilizo en mi MTB luces de SIGMA – modelo Sportster (delante) y Mono RL (atrás). Son algo más caras, pero merecen la pena. Son recargables por USB, no pesan y dan buena visibilidad (incluso lateral) sin deslumbar. Además SIGMA tiene muy buen servicio técnico. Me mandaron unas gomas de recambio gratuito en poco tiempo. Aquí encuentras toda la gama SIGMA.

Si optas por otro modelo, ten cuidado para que no deslumbran los coches.

Otra opción interesante es la tija de sillín LightSkin de Schindelhauer. Esta tija integra los LEDs directamente.

También utilizo una mochila Proviz 360. Es muy cómoda y ligera, una de las mejores que he probado. El material es increíble, por el día muy discreto pero por la noche añade una visibilidad espectacular.

5. Candados y seguridad

Dejo mi bici todo el día en la estación de tren y utilizo distintos candados: uno para el sillín, uno plegable para la rueda delantera y uno en U para el marco y la rueda trasera. En mi caso he optado por el fabricante alemán FISCHER, que tiene una relación calidad precio excelente y ha obtenido por su candado en forma de U la nota “bueno” en la prueba de productos Stiftung Warentest (Edición 02/2015). Es un candado muy difícil de romper a un gran precio. Como pesa bastante, lo suelo dejar encadenado en la estación por las noches. Sólo me lo llevo en fin de semana a casa.

Adicionalmente he cambiado los ejes de mi MTB por unos de seguridad, parecidas a este modelo.

También existe una combinación de sillín y candado interesante, llamada Seatylock.